Participa publicando tu material didáctico

Síndrome de abstinencia

Contenido: Introducción. Causas. Síntomas. Síndrome de abstinencia neonatal. Diagnóstico. Prevención.
 

Introducción
 

El síndrome de abstinencia del alcohol es una serie de síntomas que pueden experimentar las personas que han tenido un problema de abuso del alcohol durante semanas, meses o años, cuando dejan de beber. Las personas que solo beben de vez en cuando rara vez tienen síntomas de abstinencia. Las personas que han pasado por el período de abstinencia antes tienen más probabilidades de tener síntomas de abstinencia cada vez que dejan de beber.
 

Causas
 

En términos generales, las sustancias adictivas poseen compuestos semejantes a los neurotransmisores (compuestos químicos empleados por las neuronas para comunicarse entre sí) encargados de desencadenar la actividad de los centros cerebrales de recompensa, placer o satisfacción, los cuales permiten la expresión de emociones gratificantes como entusiasmo, alegría y serenidad. Precisamente por ello hay quienes los utilizan para enfrentar momentos difíciles.
 

Pero, el uso frecuente de drogas, tabaco o alcohol exige cantidades cada vez mayores para lograr el mismo efecto; a este hecho se le conoce como tolerancia, y ocurre porque las sustancias adictivas sustituyen gradualmente la creación de neurotransmisores que desencadenan sensaciones de bienestar. En consecuencia, el paciente pierde la capacidad de experimentar gozo y tranquilidad de manera natural, y crea una dependencia o consumo compulsivo para no sufrir una serie de malestares como ansiedad, nerviosismo, alucinaciones, sudoración, temblores, escalofríos, dificultad para dormir, vómito y otros que, en conjunto, forman el síndrome de abstinencia.
 

Cabe destacar que el abuso de sustancias no siempre crea dependencia física, sino psicológica, la cual se basa en el deseo continuo de consumir un químico para hacer frente a situaciones que generan malestar. Aunque también es muy difícil de superar, tiene la peculiaridad de que cuando se deja de emplear la droga no se manifiestan cambios en el organismo, es decir, no hay síndrome de abstinencia, sólo alteraciones emocionales y de conducta.
 

El uso continuo de sustancias que actúan sobre el sistema nervioso es responsable de dependencia física, ya que el cuerpo se adapta a ellas y el cerebro experimenta un cambio en su estructura y desempeño, de manera que sólo puede funcionar normalmente ante la presencia de dichos químicos, sin olvidar que cada vez requiere mayores dosis para obtener efectos placenteros.
 

Síntomas
 

Los síntomas pueden ser leves o graves, y podrían incluir:
 

- Temblores.
- Sudoración.
- Ansiedad.
- Irritabilidad.
- Fatiga.
- Depresión.
- Dolores de cabeza.
- Insomnio.
- Pesadillas.
- Disminución del apetito.
 

Los síntomas de abstinencia más graves podrían incluir fiebre, convulsiones y delirium tremens (que también se llaman DT, por sus siglas en inglés). Las personas que tienen DT pueden experimentar confusión, ansiedad e, incluso, alucinaciones (ver, oír o sentir cosas que no existen realmente). Los DT pueden ser muy graves si no son tratados por un médico.
 

Síndrome de abstinencia neonatal
 

Abstinencia en recién nacidos. Además de las dificultades específicas del síndrome, de acuerdo con la sustancia empleada por la madre, un bebé puede presentar otros problemas:
 

- Crecimiento deficiente.
- Nacimiento prematuro.
- Convulsiones.
- Defectos congénitos.
- Llanto excesivo y muy fuerte.
- Mala alimentación; pobre succión de leche materna.
- Muertes prematuras.
 

Diagnóstico
 

Por lo general se basa en:

- Observación de los síntomas antes descritos.

- Historia clínica, en la mayoría de las veces con ayuda de familiares o personas cercanas.

- Revisión física realizada por un médico general, adictólogo o, en ocasiones, por un especialista en urgencias.

- En algunos casos se requieren exámenes de toxicológica (detección de drogas) para descubrir la presencia de numerosas sustancias en el organismo. Dichos estudios pueden efectuarse con pruebas de orina (los más frecuentes) o de sangre (de mayor precisión).
 

Prevención

- Es de gran utilidad la realización de campañas informativas que avisen a la población sobre los riesgos de consumir drogas.

- Debido a lo anterior, es importante que los padres se informen sobre el tema y transmitan sus conocimientos a sus hijos.

- Mucha gente se inicia en el uso de drogas porque no sabe cómo enfrentar situaciones adversas o de mucha tensión, por lo que , se debe procurar buena comunicación en casa y ayudar a que cada miembro de la familia cuente con alta autoestima y autoconfianza.

- Evitar la tendencia social que hace pensar que tabaco y alcohol son sustancias festivas que favorecen la convivencia humana.

- La práctica de actividades deportivas o artísticas contribuye al manejo constructivo de las emociones, por lo que también es muy conveniente.

- El uso de medicamentos ansiolíticos o hipnóticos debe realizarse bajo estricta prescripción médica. Nunca se deben utilizar dosis más altas o por tiempo mayor al indicado.
 

Fuentes: Wikipedia.org y Familydoctor.org

Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Red del Conocimiento para agregar comentarios!

Unirse Red del Conocimiento

Publicidad:

Participaciones recientes: