martes, 3 de abril de 2018

1. Introducción

El camino al desarrollo social de los pueblos se sustenta en la educación y formación. Esto comprende a cada una de las personas y las comunidades en su desarrollo, da continuidad y profundidad a los esfuerzos por mejorar las condiciones de vida que se reflejan en salud, vivienda, alimentación, trabajo y seguridad: elevando el nivel y calidad de vida.

Los conceptos de educación y formación no deben ser circunscritos al ámbito de la escolarización. Son procesos que no se limitan a las aulas o centros de formación, ni en la cantidad de años que una persona está inserta en programas educativos formales; estos representan un esfuerzo continuo de aprendizaje que ocurre en la casa, la oficina de trabajo, en la industria, otros. Se ve consumado cuando la persona hace suyos esos conocimientos mediante la práctica, habilidades que facilitan su trabajo cotidiano y actitudes que se reflejan en comportamientos que construyen el espacio social en que se desenvuelve.

En prácticamente todos los países, hay un abanico de opciones educativas jugando diferentes roles en los que se propician esquemas de sustitución, competencia, complementariedad e incluso a veces la oposición entre las mismas. Esto plantea retos para los sistemas educativos que en su mayoría han sido originalmente diseñados para desplegar un sistema escolar monolítico y con limitadas opciones para una educación y formación diversificada.

Frente a la apremiante necesidad de pertinencia y oportunidad, los modelos tradicionales de educación no ofrecen opciones flexibles, como resultado de una reducida y asistemática relación entre el centro educativo, la empresa y la comunidad. En consecuencia, promueven en buena parte de los casos conocimientos desvinculados de las necesidades específicas de la sociedad.

La divisa del presente, es el conocimiento y la información: en la medida que las personas sean capaces de acceder a las redes de información y del conocimiento para resolver sus problemas con eficacia estaremos en condiciones de mejorar el entorno común. Es por razones como las anteriormente descritas que la educación a distancia, representa una de la ruta más realista para garantizar la capacidad de competir de las personas en un mercado cada vez más cambiante y en una sociedad cada vez más exigente.

El presente “Modelo de Educación no Formal” nace tras décadas de estudio y diseño de metodologías innovadoras que tienen por objeto incorporar a todos los hombres y mujeres mayores de 15 años, que se ubican fuera del sistema educativo formal, en procesos permanentes y flexibles de educación y formación para el trabajo. Confiamos que la lectura del presente documento permita al lector entender los fundamentos pedagógicos y operativos de esta propuesta educativa.

Mtro. Roberto J. Muñoz Mújica
Director de ConocimientosWeb.net

No hay comentarios.:

Publicar un comentario