martes, 3 de abril de 2018

3. El Centro de Formación

Existen muchas actividades del quehacer cotidiano que exigen cada día mejor preparación, pero no una preparación académica tradicional, sino una capacitación práctica intensiva, de corta duración, de fácil acceso a la población y  que ofrezca cursos muy específicos y variados, para: campesinos, obreros, taxistas, meseros, funcionarios públicos, transportistas, presidentes municipales, empresarios, tianguistas y, toda aquella actividad que sea de alguna forma fuente de sustento para una persona o familia.

El Centro, plantea la intención de que prácticamente toda la población que desarrolle una actividad, oficio o profesión, desde lo más sencillo, hasta lo más sofisticado se capacite y desarrolle su talento, a través del mismo y alcance, por esa vía, un mejor nivel de vida, desarrollo económico, cultural, político y social.

Existe una preocupación en torno al impacto humano y social de este tipo de proyectos, por cuanto los programas que se ofrezcan dignifiquen la dimensión del trabajo, independientemente de que se trate de un oficio, de una tarea eventual o de un servicio profesional complejo. De la misma forma, la necesidad de identificar aquellos problemas o áreas que requieran atención permanente y/o prioritaria.
Por tal razón y frente al desafío educativo, el Centro de Formación se presenta como una estrategia de vinculación que facilite la capacitación y la educación no formal a los sectores públicos y privados.

Algunos de sus propósitos son:
  • Extender el conocimiento a toda la población que lo necesite.
  • Integrar opciones para la certificación de la experiencia laboral de las personas.
  • Ofrecer servicios educativos con la calidad necesaria que demandan los retos presentes y futuros.
El Centro propone un sistema que permita a toda la población acceder a una capacitación práctica, intensiva, flexible, de corta duración y accesible. El Centro asume acciones muy concretas que debe cumplir para el logro de sus aspiraciones:
  • Identificar aquellos problemas o áreas de oportunidad en las que incida de manera directa la capacitación.
  • Buscar, investigar y captar de la sociedad misma los conocimientos prácticos que divulgará.
  • Diseñar, desarrollar e implementar programas de capacitación en todas las modalidades viables (cursos, talleres, seminarios, diplomados, etc.), que permitan atender las necesidades de conocimientos detectadas.
  • Integrar los recursos humanos, materiales y financieros que le permitan alcanzar su meta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario