martes, 3 de abril de 2018

3.1 Sentido Social del Centro de Formación

El propósito del Centro, es llevar el conocimiento a todos, lo que representa asegurar a la sociedad el acceso a una educación sin condicionamientos rígidos; extender la dinámica del proceso educativo y de formación a la realidad pertinente e integrar a las personas como agentes de cambio en su entorno social.

La visión que orienta el trabajo del Centro de Formación es la de consolidar el desarrollo sano y sostenido como producto de un crecimiento económico, político y social, impulsado por ciudadanos mejor educados y capacitados, con base en la calidad y productividad.

La misión del Centro consiste en distribuir masivamente el conocimiento práctico, útil y probado de una forma rápida, económica, sencilla y accesible, propiciando la competitividad sostenida. En este horizonte, el Centro se ha dado a la tarea de:
  • Diseñar mecanismos que permitan a las personas, transitar entre el centro de trabajo y el ámbito educativo.
  • Integrar estrategias que permitan recuperar la experiencia laboral de las personas y promover su desarrollo integral.
  • Incrementar la participación de los distintos sectores de la sociedad en procesos educativos que vinculen la demanda específica con la oferta pertinente.
El trabajo comprometido de todos los que forman el Centro a partir de estas convicciones y se concreta en actitudes, a partir de los siguientes valores.
  • El honor, como la cualidad moral que nos lleva al cumplimiento de nuestros deberes respecto del prójimo y de nosotros mismos.
  • La honradez, como rectitud e integridad en la acción.
  • La humildad, en el conocimiento de nuestras limitaciones y debilidades y la conciencia en la necesidad por esforzarnos en favor de los otros.
  • El orden y la limpieza, como parte de la práctica cotidiana.
Toda acción interna y externa del Centro ha pretendido atender los criterios de calidad que se enuncian:
  • Exactitud: de manera que los hechos educativos sean intencionados y sólo así puedan ser cuantificados.
  • Horizonte: con el fin de que los procesos educativos no sean constrictivos, si no amplíen las posibilidades reales y la profesionalización de las personas.
  • Sencillez: para que las aportaciones y los avances educativos estén al alcance de todos y puedan ser comprendidos por todos.
  • Perspectiva y eficacia: de manera que los productos de los procesos educativos den pie a nuevas visiones sobre las capacidades propias y permitan establecer relaciones que desemboquen en productividad en todos los órdenes.
En conclusión, el Centro, a través de cada actividad que lleva a cabo, procura vincular los problemas de las personas, las comunidades y las ciudades, con las soluciones que les permitan superar los obstáculos para su desarrollo: en esto radica su sentido social.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario